PERFORAR LA REALIDAD

perfdelarealRetomo ideas pasadas y las conecto con otras del escenario cuatro. Plasmo algunos destellos de lo que me ha dejado la experiencia en esta ruta. Al final enlazo hacia un Prezi para resumir el texto y donde aparecen cuatro videos cortos que ejemplifican estos piensos.

La realidad no sólo es aquello palpable, sino que es todo aquello que nos hace movernos en el mundo, tomar postura. Una película, un sueño, una novela. Los significados son construidos históricamente. En retrospectiva los relatos que construimos sobre cualquier asunto lucen como una secuencia perfectamente legible de sucesos, pero lo que tenemos no es sino una sola línea “lógica” que se constituye de la conexión de eventos y actores específicos que dejan, o mejor, que invisibilizan, otras posturas.  Lo “natural” no existe, lo que tenemos es un conjunto de creencias sobre-legitimadas que en la medida en que no encuentran contraste (o que no se dejan contrastar) se piensan como normales y pueden llegar a verse como “esencias”.

Los sujetos nacen en un entorno atravesado por visiones del mundo (discursos) que defienden, cada una, sus valores e intereses, éstas a veces cooperan entre ellas y en otras ocasiones habitan fuertes tensiones dentro de las cuales los sujetos construyen su propia visión del mundo. El sujeto crece en contextos con variopintas posibilidades de acceder en distintas escalas a diversos discursos y donde desarrolla, también en proporciones y situaciones específicas, su propio relato biográfico.

Los valores de nuestra sociedad (de sus instituciones) generan un movimiento centrípeto en cuyo núcleo se elevan valores como el trabajo, la no enfermedad, la competencia y la no ambigüedad de las cosas. Estos valores, en contextos específicos, han atravesado un proceso de naturalización que los ha esencializado, y es en su defensa que algunas prácticas sociales son atacadas (la homosexualidad, la distracción, los estados alterados de la conciencia, el estado de bienestar, etc.) por no ser “normales”.

Desde los estudios socioculturales se puede decir que la cultura no sólo está contenida en los espacios centrales, normales, de la sociedad, sino que en las periferias se desarrollan de igual modo sentidos de pertenencia, además de habilidades y capacidades para habitar el mundo (que es el significado de la palabra cultura) sin tener que estar en los espacios centrales de la sociedad. Esta perspectiva subraya aún más la importancia de que tanto la centralidad como la periferia no están construidas de la forma en que lo están porque sean “naturales”. Los estudios socioculturales nos ayudan a entender que entre centro y periferias no sólo hay diferencias, sino que hay desigualdades de acceso a la construcción de sentido del mundo y de uno-en-el-mundo.

El pensamiento que naturaliza el centro y condena a las periferias suele basarse  en mecanismos como la jerarquía, el empecinamiento en la consecución de “metas”, la evolución confundida con mejoras para la cultura central y la permanencia en su capacidad e invisibilizar o restarle importancia a las periferias. En general este pensamiento, que el antropólogo portugués Boaventura Souza también llama “pensamiento abismal”, busca de manera implícita petrificar los significados que circulan en una sociedad para el beneficio de una porción de ésta.

La Historia también nos ha dado experiencias que han cuestionado y que siguen cuestionando al pensamiento abismal. El ocio, que viene de las actividades que el ser humano llevaba a cabo para satisfacer sus “nobles potenciales”, como línea de fuga hacia la experiencia teleológica (la de las metas), es muestra de ello, la fiesta, la economía no productiva; así, el sociólogo alemán Ulrich Beck sentenciaba acerca del desinterés político de los jóvenes al finalizar el siglo XX: “la juventud practica una denegación de la política altamente política”.

Las vanguardias artísticas del siglo XX también trajeron formas de experiencia en el mundo que no obedecían a las jerarquías ni al sentido lógico lineal. El propio significado de la palabra “sentido” fue secuestrado por el pensamiento abismal, sentido posee dos acepciones, una como meta u objetivo de alguna práctica, y otra como significado de las mismas. Actualmente hay quienes creen que aquello que no posee un objetivo, es un “sin-sentido”.

El habitar la red, Internet (no todo, no siempre, no con todos los usuarios) ha traído una oleada de experiencias que cuestionan prácticas e instituciones de nuestra cultura de la norma y del desentendimiento de las periferias. A nivel individual pasamos de ser esos individuos (indivisibles), que se identifican con uno solo de los papeles o de los espacios simbólicos que habitan (padre, creyente, profesionista) en la sociedad, a ser personas, que viene de “máscara”, pero no para ocultarnos tras ella o ellas (como la norma nos ha enseñado) sino para ser más-caras. Ser de la manera en que tengamos que serlo dependiendo del momento y las personas con quienes nos encontramos. De modo que en internet vemos con frecuencia a usuarios que en sus perfiles pasan de ser profesionistas, a enamorados, a expresar fraternidades y/o posturas políticas, a bromear holgadamente. El sentido del mundo, empezando por el del sujeto, ya no se intenta petrificar.

De manera colectiva los usos de internet han ayudado a construir lo que el sociólogo Arjun Appadurai llama “comunidades de sentimiento”, donde un grupo de personas se hallan en espacios online desde donde empiezan a imaginar las mismas cosas juntos. Estas colectividades pueden quedarse en lo virtual o tomar las calles, hacer sentir su malestar o modificar las circunstancias pensando desde las periferias.

El activismo desde internet es una herramienta que cada vez se fortalece y expande hasta donde la imaginación de los usuarios lo permite. Algunas personas suelen decir que lo que allí se teje no cambia de manera radical a la sociedad. El pensamiento abismal piensa que un elemento debe modificar a todo el conjunto, ignorando complejos procesos de interacción. Baste recordar la tercera guerra servil en Roma (la que encabezó Spartacus). Esta rebelión fue aplastada 4 años después de que inició. No derrocó a la poderosa república. Pero hay un antes y un después de esta rebelión en lo concerniente al trato que el ciudadano romano le daba a sus esclavos. Antes no eran sino cosas, “herramientas que caminan”, poco a poco (el ejército de Spartacus llegó a contar con 100 mil hombres en sus filas) los romanos comunes y corrientes empezaron a temer a sus esclavos, y entonces a otorgarles un trato menos cruel, incluso algunos derechos. Los usos colectivos de internet reactivan el efecto Spartacus, modificaciones leves pero importantes.

Los retos que la implementación de internet como herramienta de aprendizaje “con” la escuela (no dentro ni fuera sino en compañía de) nos traen, han de suponer que los estudiantes no son sujetos que están en las aulas para recibir el conocimiento ya molido y comprobado de los profesores (nunca lo han sido pero así se les ha pensado). No son vasos ni medio llenos ni medio vacíos. Los estudiantes están con los profesores en las aulas para conocer juntos, para compartir experiencias y para materializar sus apropiaciones del mundo. La escuela hoy se puede concentrar no en la acumulación de información de los alumnos sino en impulsar la agencia de los mismos, en acompañarlos en un proceso que les provea de las herramientas necesarias para reflexionar acerca de su entorno y para ya no sólo estar expuesto a los discursos que lo rodean sino, en la medida de lo posible, a que modifique los significados que se le presentan. Se trata de no seguir hablando de la “resignificación” en la escuela, hay que pensar en rupturas en la línea de significación. Las aulas pueden funcionar como espacios de perforación de la realidad que incentiven, con herramientas halladas en internet y la debida habilidad de los docentes, las habilidades creativas de los estudiantes y las nociones de lo que se cree posible en una sociedad.

http://prezi.com/jeifbtl24ss0/copy-of-construccion-de-la-realidad/?utm_campaign=share&utm_medium=copy#

Anuncios

Publicado el 8 julio, 2013 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. espartacos y anonimus se están apareciendo por muchos lugares…viste el video de Paco?

    me llama la atención que hay manera de recabar fondos de la redes sociales para causas que interesen a grupos tan unidos y dispersos a la vez, ¿tu que piensas?

    • órale! no, no lo había visto. Lo del crowdfunding sí está bien interesante, el punto es mantener el compromiso entre la audiencia y los resultados esperados. El ejemplo que pone en política es genial y agrego el de quienes piensan que es un modelo que de emularse entre productores (escritores, diseñadores, etc.) sin asupicio de grandes corporaciones y audiencias, puede empezar a diluir la influencia y el exceso de poder que hoy aún tienen los intermediarios.
      La metáfora del bosque y la centralidad de las necesidades de aprendizaje van para mis notas. Gracias por compartir!

  2. Víctor, gracias por tu entrada… me llevo tu reflexión sobre “el efecto Spartacus”, los pequeños movimientos que son importantes. Por ejemplo recordé en el radio la petición reciente de la Cámara de Comercio de ignorar la iniciativa vía redes sociales para dejar de acudir a los Centros Comerciales, tras la desaparición de los dos jóvenes, Luis y Andrés… O la sorpresa frente a la convocatoria para participar en marchas. Formas de difusión que no pasan por los espacios “normales” como los medios de comunicación. Tu entrada, los autores que traes y la reflexión sobre la persona, el colectivo en la red, me parecen sumamente interesantes, potentes… ah para seguirle con un café y muchas horas por delante, muchas voces también…

    Gracias por los ejemplos en el video y por el Prezi, si me permites, lo usaré en clase… Qué tal el último ejemplo, personaje de Gokú vivo, el sentido que genera, lo que representa. ¡¡Saludos y muchas gracias!!
    Lorelí

    • Lorelí, claro que puedes tomar mi prezi, para eso es. Y coincido en que las instituciones se oponen a las formas de organización ciudadana desde las redes porque suponen una pérdida del control político que creen que sólo ellos poseen. Parte importante de estas movilizaciones que emergen desde lo online es que impulsan el des-aprendizaje de la norma que dicta que lo ciudadano se agota en las escasas y estériles oportunidades de hacer escuchar las voces “anónimas”. Acaso la apatía ciudadana puede atravesar estos filtros para diluirse. Sigamos la plática! Saludos!

  3. Hola Victor, excelente manera de plantearlo: perforar la realidad, los cuatro video muestran una gama de negociación de significados inmensa, y estoy de acuerdo, Internet amplía las posibilidades de estas negociaciones en tanto que el “modo mediático” ha cambiado de la emisión (que hacía factible que sólo el video de la Coca se pudiera ver por una gran cantidad de sujetos) a la producción de contenidos en una red que tiene múltiples e incontrolables entradas, por lo que ahora el Goku de la Consti se hace un personaje más de aquellos que colocábamos en el olimpo de la telenovela (por cierto, este héroe me pareció más creíble (aunque menos eficiente) que los que nos ha mostrado la televisión durante tantos años. Holloway habla de “agrietar el capitalismo” como una forma específica de horadar la realidad impuesta por el discurso dominante; en su propuesta se trata hacer pequeños golpes con la acción cotidiana (e incluso individual) para resignificar y así agrietar lo establecido… él afirma que poco a poco podremos ir viendo aparecer nuevos significados y prácticas asociadas.
    Saludos,

    • Completamente de acuerdo contigo y con Holloway, Paco! Se trata de prácticas que aún hoy parecen pulverizadas pero que de a poco van convirtiéndose no sólo en síntomas de nuestra época sino en formaciones discursivas, que se van insertando en el lenguaje cotidiano y que dinamitan ciertas normas, que agitan además nuestros procesos de socialización donde se conjuga lo global en lo local y viceversa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: